Miércoles, Septiembre 17, 2014
   
Text Size

LEGADO IDEOLÓGICO: Héctor Tenorio

*Prisión, gloria y ocaso de Chávez

Hugo Chávez Frías es el primer ícono revolucionario de este siglo porque supo redescubrir el valor de las raíces históricas para la creación de un proyecto nacional.

El concepto de la soberanía nacional fue la piedra angular de su proyecto y comprobó que el Estado Benefactor es la única repuesta contra la globalización.

En este contexto vale la pena recordar la forma como llegó hasta ahí: en el 1989 nadie pareció darse cuenta que los comandantes y los tenientes venezolanos no estaban de acuerdo con la forma de gobernar.

Ese mismo año se dio el “Caracazo” (27 y 28 de febrero), donde cientos de venezolanos perdieron la vida. Podría decirse que fue la primera manifestación masiva contra las medidas dictadas por el Fondo Internacional Mundial (FMI).

Este evento les permitió a los comandantes y tenientes (COMATES), dejar de ser un grupo teórico y convertirse en un grupo de acción. El Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR 200), estableció como meta la obligación de los militares en el diseño de un nuevo modelo de relación civil- militar. Partiendo del hecho que los castrenses ya no fueran utilizados a su antojo por los intereses de los políticos.

Chávez Frías entendió la necesidad de integrar a las fuerzas armadas como parte de la sociedad y no sólo como brazo ejecutor de la clase política.

Esta situación histórica desembocó en la ejecución del Plan Ezequiel Zamora el 4 de febrero de 1992, que fue un intento de restaurar el orden perdido, basándose en el artículo 250 de la antigua Constitución que permitía a los ciudadanos restablecer el orden.

Sólo este conjunto de factores nos puede ayudar a comprender a este militar golpista, que alcanzó un nivel alto de credibilidad con la población y -lo más sorprendente de todo- mantener estos lazos a pesar de los embates de los medios de comunicación masivos.

Chávez Fría visualizó desde la cárcel el futuro de su país plasmado en el proyecto nacional Simón Bolívar, el cual se planteaba objetivos para el próximo siglo.

Entre sus metas se proponía construir una democracia bolivariana donde el pueblo participara y fuera protagonista; donde las estructuras políticas deberían estar al servicio de los ciudadanos. No olvidemos que Chávez reforzó sus vínculos ideológicos con Simón Bolívar en la cárcel de Yare donde memorizó su legado histórico.

Además, lo mezcló con aspectos religiosos sacados de la Biblia. Desde su óptica, las principales estructuras políticas del Movimiento Bolivariano Revolucionario tendrían que delinear su identidad y su vínculo con su base social. Esta época del chavismo se conocerá como nacionalista.

En 1997 al salir de prisión Fidel Castro lo recibió en la Habana con honores de jefe de Estado y a partir de esto crearon vínculos muy cercanos.

Sin embargo, Chávez Frías creyó erróneamente que no había una salida por la vía electoral, su popularidad descendió hasta el 7 por ciento. Sus asesores le hicieron ver su error y logró ser el abanderado del descontento que había dejado el bipartidismo.

Al llegar al poder logró jurar ante una moribunda Constitución que fue desplazada por una nueva Constitución, empezando así la depuración de sus antiguos aliados del 4 de febrero 1992.

Después del proceso de 2000, un sector importante de copeyanos y adecos se incorporaron al enorme aparato burocrático que no estuvo exento de corrupción, “la roba revolución”, tal situación frustró un crecimiento mayor en lo que se refiere a la salud, a la vivienda, a la educación, a la alimentación del pueblo venezolano.

El  golpe  fallido de la derecha contra Chávez Frías en abril del 2002, dio por  finalizado cualquier  entendimiento  entre el chavismo y  sus detractores. Este hecho fue determinante para que la Organización de Estados Americanos (OEA), reprobara el golpe de estado. A partir de este momento la OEA recupera su  independencia ante los Estados Unidos.

En las últimas elecciones del 2012, con una participación del 80 por ciento, Chávez se impuso de nuevo con alrededor de 8 millones, aunque quedó lejos de sus meta de lograr los diez millones. Entre otras muchas causas que se pueden encontrar en el análisis para explicar por qué perdió la oposición, está la de la conexión emocional del presidente con los sectores populares.

No pudieron romper la conexión emocional mítica por el uso abusivo de la renta petrolera. No fue el primero en usar para su provecho político la enorme renta petrolera venezolana, pero a diferencia de los anteriores presidentes, es el primero en conectar discursiva y simbólicamente los beneficios que producen los hidrocarburos a las necesidades de los menos favorecidos, sin que esto suponga la solución de la pobreza.

Antes de conocerse la noticia del deceso de Hugo Chávez, el gobierno acusó a los Estados Unidos de haberle provocado el cáncer, sin duda es una declaración que les ayudará a cohesionar al chavismo frente a la oposición.

El canciller Elías Jaua informó que el vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, asumirá la presidencia temporal quien convocara a elecciones en un periodo de 30 días, basándose en el artículo 233. Por tanto, el mismo Maduro será el candidato oficialista para las próximas elecciones presidenciales, las encuestas favorecen al partido oficial con el 55 por ciento frente a los opositores. Ya veremos. 

Grilla en el Poder

Suscripción Online Suscripción Online

Gobierno del Distrito Federal

Suplemento Semanal

Restaurar Portal