Domingo, Noviembre 18, 2018
   
Text Size

Hemeroteca

< Octubre 2013 >
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
  1 2 3 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Ante la indiferencia oficial, académicos elaboran atlas de factores de riesgo en Chiapas

Investigadores de los institutos de Geofísica y Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en colaboración con el Centro de Investigaciones en Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Escuela de Biología de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), desarrollaron un atlas de factores de riesgo para reconocer y prevenir el impacto de sismos, erupciones volcánicas, inundaciones y procesos de remoción en masas.

El proyecto piloto se desarrolló en la comunidad de Motozintla, Chiapas, una región de alto riesgo en la que convergen tres ríos principales, tres placas tectónicas y se encuentra cerca de dos volcanes activos.

El objetivo de este trabajo es desarrollar una serie de mapas que permitan conocer y dimensionar espacialmente todos los elementos relacionados con los riesgos por fenómenos de origen natural para poder hacerlos decrecer o anularlos. Este es un trabajo amplio que se considera dentro del área de la gestión de riesgos.

“El Atlas representa un primer paso en el mecanismo de la gestión de riesgos, pues es una herramienta metodológica para reducir los desastres en el país”, mencionó el doctor David Novelo, investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, en entrevista para la Academia Mexicana de Ciencias.

La evaluación del riesgo está determinada por dos variantes, la amenaza y la vulnerabilidad. Existen diferentes tipos de amenazas, las cuales se pueden clasificar en naturales y socioculturales; mientras que la vulnerabilidad es el resultado de una serie de factores, algunos de los cuales se relacionan con políticas e instituciones y con la carencia de activos, por ejemplo, algunas poblaciones de bajos recursos que se encuentren relativamente alejadas de ríos aunque sus viviendas sean precarias, si las probabilidades de inundarse son mínimas por desbordamiento del río, su vulnerabilidad existe, pero no presentan riesgo por inundaciones. Sin embargo hay otros factores de riesgo que se deben contemplar como son posibles deslaves, el impacto de algún sismo o el efecto de una erupción volcánica.

El Atlas de factores de riesgo de la cuenca de Motozintla, Chiapas toma en cuenta estos dos tipos de factores y los conjunta para presentar una serie de mapas que ofrecen un análisis integral sobre los peligros y la vulnerabilidad que existen en el municipio.

Este Atlas se elaboró contemplando los aspectos dentro del territorio de la comunidad. Además, fue necesario evaluar de manera general las condiciones geológicas e hidrometeorológicas del estado porque, aunque los fenómenos naturales ocurran en una determinada zona, sus efectos pueden llegar a afectar a otras áreas.

Los mapas que integran el Atlas se realizaron a través de sistemas de información geográfica, simulaciones matemáticas y computacionales, modelos digitales de elevación del terreno y, esencialmente, estudios de campo.

“Hasta ahora solo se han caracterizado los tipos de amenazas y los niveles de vulnerabilidad; como siguiente paso se desarrollará una proyección de daños donde se determinará el riesgo socioeconómico y estructural”, indicó David Novelo.

El Atlas está dirigido, principalmente, a los tomadores de decisiones con el propósito de que se establezcan las medidas necesarias para reducir o eliminar riesgos y fortalecer la resiliencia de las comunidades ante los desastres ya que en México no hay una cultura de prevención.

El Atlas representa un esfuerzo interinstitucional y multidisciplinario y se presentará el próximo 17 de octubre a las 12:00 horas en el auditorio del Instituto de Geofísica en Ciudad Universitaria.

Grilla en el Poder

Suscripción Online Suscripción Online

Gobierno del Distrito Federal

Suplemento Semanal

Restaurar Portal