ACENTO-Salvador Flores Llamas
Martes, Agosto 21, 2018
   
Text Size

ACENTO-Salvador Flores Llamas

*Pinceladas políticas

No se duda que una vez logradas las reformas legales que más interesan al Presidente, habrá cambios de hombres y estrategias en el gobierno federal.

En la última sesión del Consejo Nacional de Seguridad, Peña Nieto ordenó al secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, trazar nueva estrategia, en enero, para frenar los secuestros, que aumentaron en los últimos meses.

Aún hay temas sensibles -subrayó- que no podemos soslayar y menos dejar de atender de manera inmediata y con eficacia.

Esto cae en el rubro de la seguridad pública y en él la tibieza para contener a la CNTE, anarcos y las llamadas policías de autodefensa.

“Este gobierno seguirá abierto a escuchar todas las voces que quieran ser parte de la edificación del México de oportunidades para todos. Pero que nadie se confunda: tolerancia es gobierno, pero también tiene límites y también es firmeza”, advirtió el funcionario, en el 198 aniversario luctuoso del Generalísimo Morelos.

No dejó duda de que llegó a sus límites la tolerancia con la CNTE y demás delincuentes y revoltosos. ¿Y la actitud del gobierno del DF que no quiere reglamentar las marchas, dizque para no violar los derechos de los manifestantes, aunque éstos pisoteen los de todos los capitalinos?

Después de aprobada la reforma energética, la joya de Peña Nieto, ya no hay por qué tener tanta complacencia con los alborotadores, que, por cierto, a la hora de la verdad, se desinflaron. Fue puro bloff.  

Que Gabino Cué no pueda con la CNTE quieren explicarlo por su  candidez y falta de oficio político; pero –se supone- que Miguel Ángel Mancera sí lo tiene, pues por algo llegó a gobernar al DF, por más que, como procurador, no dio una con el secuestro-asesinato de Alejandro Martí, y ahora tampoco con el New Heaven.

Además el caso de la mujer descuartizada del Metro no se explica con echar la culpa al Estado de México, ni negando que se deba al crimen organizado, porque Mancera no quiere admitir que éste actúa en el DF. Pero según los expertos, hay fuertes indicios de que fue autoría de la Familia Michoacana;  pero ni siquiera se admite la posibilidad de indagar esa hipótesis.

Pobres opositores de Gustavo Madero para disputarle la jefatura nacional del PAN: En tanto las gentes de éste se despacharon con la cuchara grande con el padrón de militantes y enviaron – en nombre del líder- felicitaciones navideñas a los panistas; aquéllos no pueden contar con el documento, por más que lo han solicitado.

Que Madero capitalice el poder partidista, puede provocar entre sus opositores un milagro que parecía imposible: una alianza Cordero-Vázquez Mota y se agregaría Oliva, porque el ex gobernador de Guanajuato no quiere  la presidencia, sino la secretaría general.

César Camacho, líder del PRI, anunció, ansioso, que tratará de convencer a Jesús Zambrano para que regrese al Pacto Por México y ahora Madero, del PAN, salió con que hará lo indecible para ello.

Parecen niños de kínder político –con perdón de los infantes- pues no han detectado lo que medio mundo ve como evidente: los Chuchos  se retiraron por pose, para hacer creer a la izquierda que la apoyaban al 100% contra la reforma energética, en un paso que habían acordado con el gobierno.

Mejor sería esperar a que ellos regresen por su propio pie, pues saben muy bien que es demasiado lo que pierden con estar fuera (y no malpiensen en sus bolsillos) y el gobierno está seguro de que, con ellos y sin ellos, el pacto seguirá adelante, mientras el PAN no se raje.

Madero anda en babia; mejor dicho, en plena campaña para su reelección.

Mal jugó el cabildo de Nogales, Sonora, a Beltrones, al imponer su nombre a una importante avenida. No se trata de no reconocer la valía política de Manlio, que no está en duda y más tras lograr la aprobación de la reforma energética con un rol importantísimo, bien conocido y aquilatado por Peña Nieto.

Lo malo está en que tal homenaje en plena vida política no lo favorece y no faltarán quienes digan que él lo solicitó, aunque contradice el gran colmillo del mejor operador político que tiene el régimen, hoy por hoy.

Que a dicha vialidad le quitaran el nombre del fundador del PAN,  no viene al caso; aunque aún está muy fresco que el Senado otorgó en noviembre la medalla Belisario Domínguez a D. Manuel Gómez Morín.

Arturo Núñez, gobernador de Tabasco, tiene reto de atender debidamente a los poblados afectados por las intensas lluvias navideñas, sobre todo en los municipios de El Centro, Macuspana y Teapa. Sus antecesores nomás no dieron una y ojalá no le pase lo que a Ángel Aguirre, su colega perredista de Guerrero, que mejor dice ¡salud!

Núñez debe olvidar un rato la campaña contra Andrés Granier, su antecesor y compadre, que ya le redituó políticamente mucho y puede empacharlo.

Posdata.- Mil felicidades en el Nuevo Año para todos los pacientes lectores.

Grilla en el Poder

Suscripción Online Suscripción Online

Gobierno del Distrito Federal

Suplemento Semanal

Restaurar Portal