Jueves, Febrero 22, 2018
   
Text Size

COLUMNA DEL SENADO: Silvia Garza Galván

*Incongruencias en política climática

A pesar de la complejidad del territorio mexicano, que obliga a realizar una división atendiendo a factores diversos de tipo económico, social, político y etnográfico, al momento de atender las problemáticas relacionadas con el cambio climático nos damos cuenta que urge el desarrollo de políticas conjuntas que permita maximizar el impacto de las atribuciones de los municipios del país.

Es común que los gobiernos locales compartan las mismas problemáticas medioambientales en sus territorios y aunque en el texto constitucional se deja en manos de la Federación, la facultad para hacer el llamado a los municipios y a la sociedad para suscribir convenios, los gobiernos locales pueden, de manera autónoma, actuar directamente en la construcción de estos vínculos e integrar sectores diversos de la sociedad.

Hay muchos municipios que comparten características al estar asentados en una misma región natural. Aspectos históricos, políticos y socioeconómicos por ejemplo. Pero de la misma forma, los mismos problemas en materia de cambio climático son compartidos por factores de territorio, por ello la necesidad de que bajo la tutela de la Ley General de Cambio Climático, dos o más municipios de la misma entidad o de diferentes entidades, elaboren políticas conjuntas en referencia al cambio climático, que a su vez vayan en concordancia con la política nacional en la materia.

La modificación del artículo 9º de la Ley General de Cambio Climático, a nivel municipal, facilitaría el desarrollo e implementación de estrategias comunes para contrarrestar los efectos del cambio climático en las diferentes regiones de nuestro país, atendiendo a elementos tan importantes para la población como la prestación del servicio de agua potable, el ordenamiento ecológico y desarrollo urbano, el manejo sustentable de los recursos naturales y la protección al ambiente, así como el manejo de residuos.

La disparidad en torno a conformación numérica de municipios en los diferentes estados de México obliga, de manera urgente, al desarrollo de estos lazos entre los gobiernos locales y la sociedad misma, para focalizar las acciones y programas en determinadas regiones del país cuyas fronteras políticas se ven rebasadas por impacto de los efectos del cambio climático.

En México hay 2,440 municipios y 16 delegaciones políticas en el Distrito Federal, sin embargo la distribución de estos es diversa y pareciera que no obedece a ninguna particularidad general.  Por ejemplo, tenemos al estado de Baja California con 5 municipios, en contraste con el estado de Oaxaca que cuenta con 570.

Atendiendo a estas cuestiones numéricas, resulta impensable la formulación, conducción y evaluación de más políticas conjuntas a nivel municipal en materia de cambio climático, sumado claro las responsabilidades que la legislación mexicana ya tiene para ellos.

Grilla en el Poder

Suscripción Online Suscripción Online

Gobierno del Distrito Federal

Suplemento Semanal

Restaurar Portal