Domingo, Julio 22, 2018
   
Text Size

Legisladores insensibles hacen oídos sordo a eliminar dirección de la tarjeta de elector

La senadora María Verónica Martínez Espinoza presentó un punto de acuerdo para exhortar al IFE a eliminar de las nuevas credenciales eliminen el domicilio de la persona, porque debido a ello aumentan las extorsiones y otros delitos que se cometen cuando se roban o pierden las micas.

“Cada año se registran al menos 50 mil casos de extorsión por medio del robo, pérdida, clonación y mal uso de datos en la credencial del IFE para votar, como lo es el domicilio de los ciudadanos”, apuntó la legisladora, al acusar que hay insensibilidad entre sus colegas porque ya hay iniciativas de ley que no toman en cuenta.

Ante ello, recordó que existe una iniciativa presentada desde septiembre del 2012 por el entonces senador, Arturo Zamora Jiménez, que plantea una reforma al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) para que las nuevas credenciales del IFE no incluyan la dirección del elector.

“Que se suprima el domicilio porque en estudios que hemos realizado recientemente nos hemos dado cuenta que del 84.5 millones de mexicanos que tienen credencial de elector, en seis de cada 10 delitos se utiliza estos datos para realizar secuestros, extorsiones, robo de identidad, entre otros ilícitos”.

Verónica Martínez, integrante de la Comisión de Gobernación,  dijo que a la par de la decisión del Tribunal Electoral y del acatamiento del IFE, se requiere aprobar dicha reforma al Cofipe y dar la certeza a los ciudadanos de que esos datos no serán utilizados por la delincuencia, en  caso de robo o pérdida de la credencial.

“Este 2013 que concluye es importante que se haya acatado la sentencia del  TEPJF que ordena al IFE a proteger datos personales y encriptar el domicilio de millones de ciudadanos  en las credenciales para votar, pero es necesario que el instituto realice una campaña de difusión para informar a los ciudadanos de este derecho”, apuntó.

La legisladora por Jalisco, comentó que a diferencia de otras naciones como Colombia donde se utiliza la cédula de identidad para votar que no contiene datos a la vista que pueden ser usados por los criminales, en México al menos 84.5 millones de ciudadanos, que son los que cuentan con credencial del IFE, a la par de la certeza que puede dar la credencial de elector en temas de votación se ha convertido en un riesgo en materia de seguridad y violencia.

Recordó que el pasado 15 de marzo presentó una excitativa a las comisiones de Gobernación y Asuntos Legislativos para que se dictaminara la iniciativa de reforma presentada desde el 27 de septiembre de 2012 varios legisladores de ese partido para modificar el artículo 200 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe).

Expuso que de acuerdo con el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad, en seis de cada 10 casos, los miembros de bandas de secuestradores retuvieron a sus víctimas y aprovecharon la información del domicilio contenido en la credencial como medio de extorsión y amenaza.

De igual forma, destacó que en el Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal, al año se reportan, en promedio, 50 mil casos de extorsiones, en los que se utilizaron los datos de la residencia de los ciudadanos como arma de extorsión y amenaza.

“Confiamos plenamente en que el IFE, en el proceso de renovación de las nuevas credenciales de millones de ciudadanos, está informando claramente del derecho que tienen para que se incluyan o no el domicilio”, concluyó.

Grilla en el Poder

Suscripción Online Suscripción Online

Gobierno del Distrito Federal

Suplemento Semanal

Restaurar Portal