grilla3.png

Buscan legislar para tipificar como delito el abandono de adultos con discapacidad y recién nacidos

Es necesario y urgente tipificar el delito de abandono de los adultos mayores con discapacidad física o mental y a los recién nacidos, a quienes se debe perseguir de oficio, afirmó el diputado Humberto Armando Prieto Herrera.

Añadió que por ello presentó una iniciativa que reforma los artículos 335 y 337 y adiciona el 335 Bis al Código Penal Federal, la cual se estudia en la Comisión de Justicia, en la que se plantea aplicar una pena de cinco a ocho años de prisión e incrementarla en una mitad, si quien abandona es pariente consanguíneo en línea ascendente o descendente dentro del cuarto grado.

Por otra parte, el Ministerio Público promoverá ante el juez de la causa -quien tendrá las facultades respectivas-, la designación de un tutor especial que represente a los bebés abandonados.

El legislador subrayó que en México hay 10.5 millones de adultos mayores; es decir, 10 de cada 100 habitantes tienen 60 años o más;  el 82 por ciento está en condición de pobreza y, dentro de este rango, las mujeres se encuentran en estado más grave, pues sólo dos de cada 10 cuentan con una pensión.

Afirmó que de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), los ancianos tienen el índice de desarrollo social más bajo en el país, lo que se traduce en pocas posibilidades de vivir de forma digna.

Además, la pobreza de los ancianos se refleja en abuso y abandono. Según datos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, el 16 por ciento de los adultos mayores sufre algún grado de maltrato como golpes, ataques psicológicos, insultos o robo de sus bienes.

El mismo estudio puntualiza que la mayoría de las agresiones proviene de sus propias familias, y quienes más lo padecen son hombres. Esta condición es más grave en las comunidades rurales del zxpaís, pues en las grandes ciudades los adultos mayores tienen más posibilidades de acceder a algún tipo de ayuda.

El diputado Prieto Herrera destacó que cuatro de cada 10 adultos mayores sufren de abandono económico, según datos sobre  la dimensión de la pobreza, presentados en diciembre de 2012 por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Afirmó que este sector de la población también padece  abandono médico. De acuerdo con la Secretaría de Salud, la prevalencia nacional de demencias y deterioro cognitivo, principalmente de Alzheimer, representa una cifra mayor del 6 por ciento en las personas mayores de 60 años.

De igual manera, durante esta etapa de la vida la población también presenta casos de osteoporosis, depresión, lesiones por caídas, trastornos nutricionales y problemas de salud bucal, así como la pérdida de visión y audición, entre muchos otros males.

Pero la carencia económica y las enfermedades no son los únicos problemas a los que se enfrenta este sector: tres de cada cinco sufre violencia dentro de su familia y no denuncian por pena o por impedimento físico o mental, según el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores.

Por otro lado, los accidentes en el hogar causan la muerte del 30 por ciento de los adultos mayores en México, detalla el estudio Prevención de caídas en el adulto mayor en el primer nivel de atención México, elaborado por la Secretaría de Salud, donde se asegura que 62 por ciento de los percances ocurre en casa y 26 en la vía pública, muchos de los cuales requieren hospitalización.

De ahí la importancia de que se estipule como una obligación el cuidado de las personas mayores y de los recién nacidos, así como garantizar el ejercicio de sus derechos y que el Estado establezca disposiciones de regulación de la política pública nacional en la materia.