grilla3.png

Rompió la Cineteca Nacional récord de asistencia durante noviembre

La Cineteca Nacional se consolida como el espacio más importante del país para la exhibición de lo mejor de la cinematografía nacional e internacional, pues una vez más durante este año rompió récord de asistencia al registrar 105 mil 324 visitantes, durante noviembre, informó el director de Difusión y Programación del complejo cinematográfico de Conaculta, Abel Muñoz Hénonin.

En una abarrotada Sala 8, Hermanos Rodríguez, con motivo de la charla con el director de Club sándwich (2013) Fernando Eimbcke, Muñóz Hénonin explicó que esta asistencia histórica coincide con la realización de la 55 Muestra Internacional de Cine, la cual concluye este martes 3 de diciembre, precisamente con la exhibición de esta cinta mexicana.

El récord anterior se había alcanzado durante este mismo año, en el mes de agosto, cuando se alcanzaron los 92 mil 841 asistentes.

Esta gran afluencia de asistentes, nunca antes vista, dijo el funcionario del complejo cinematográfico, demuestra que en México, las nuevas generaciones se interesan por conocer las nuevas tendencias cinematográficas a nivel mundial, pues la mayoría del público es joven. Precisamente quienes abarrotaron la sala para charlar con el director mexicano, luego de unas de la últimas proyecciones de su más reciente película.

Con este récord y gracias al éxito de esta 55 edición, la Muestra Internacional de Cine se consolida como el evento fílmico de mayor trascendencia en el país, el cual cuenta con una programación de calidad, que sin duda está en los gustos del público, pues desde muy temprana hora las taquillas se veían con grandes filas, lo cual indica que las nuevas propuestas de la cinematografía programadas en esta selección resultaron atractivas para los espectadores.

Cabe destacar que este éxito de asistencia también tiene que ver con la muy variada oferta de actividades, como ciclos y eventos que tienen lugar mes con mes y que durante noviembre se enriquecieron, por ejemplo con la visita del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, quien inauguró el pasado miércoles 27 de noviembre, el ciclo Vargas Llosa en el cine.

De igual forma, influyó la presencia de festivales como DocsDF, Ambulante y Hola Aunz, 1er Festival de Cine de Australia y Nueva Zelandia; y BandaSonoras con una presentación internacional a cargo de Gary Lucas, quien musicalizó en vivo la versión de George Melford del clásico Drácula (EUA-1931).

Al respecto, el director y guionista de cintas como Temporada de patos (2004) y Lake Tahoe (2008), se congratuló de conocer estas cifras que resultan una excelente noticia para el cine nacional, pues reconoció que es una prueba de que el público nacional está ávido de propuestas cinematográficas frescas, pero sobre todo de calidad.

Y una prueba más, dijo, “es esta sala llena de jóvenes, pues el público es la parte más importante, ya que sin ustedes una película simplemente no existe”. Por lo que agradeció también que luego de una de las proyecciones de su material, se quedaran al diálogo, “pues la retroalimentación es lo que enriquece el trabajo de quienes nos dedicamos al cine”.

Durante la charla, Fernando Eimbcke abundó sobre el proceso creativo de Club sándwich y señaló que si bien al crear un material se puede tener una idea concebida, éste siempre se transforma en otra cosa, pues a él le funciona dejar que los personajes lo lleven hacia donde tienen que ir. Por ejemplo, pensó que ésta sería una película sexy y no resultó así.

Explicó que el hecho de que sus materiales resulten trabajos con pocos diálogos y música, no se trata de una confrontación con otras tendencias cinematográficas, sino que simplemente él deja que las cosas sucedan de forma natural, Señaló que el hecho de que sus tomas sean muy simétricas, con planos fijos y sin música, es algo que durante la producción le va pidiendo el guión, e ir en contra de eso es lo que sería poco natural.

Fernando Eimbcke expuso que no le da miedo realizar un cine que tiene más que ver con los silencios, y sobre todo que va desarrollándose poco a poco, generando misterios que el público va resolviendo sin que los personajes te digan todo. Pues a él lo que le gusta es hacer trabajos que te confrontan con tus problemas y no que te hagan olvidarte de ellos.

El cineasta se refirió a la división entre cine de arte y comercial, y consideró que en realidad esa definición no debería existir pues toda la cinematografía debería de ser comercial.

La única división –indicó– que debe existir es ente películas malas y buenas. Pero lo más importante es la diversidad y que se generen públicos para un cine cada vez más diverso, y coincidió con Abel Muñoz, respecto a que lo importante es no encasillarse en un tipo de cine, sino conocer todas las tendencias para formarse un criterio.