Imprimir

HARTAZGO: Héctor Tenorio

Escrito por HARTAZGO: Héctor Tenorio el . Publicado en Nuestros Columnistas

¿Quién gobernará Puebla?

En el estado de Puebla se respira un hartazgo contra el mandatario Rafael Moreno Valle Rosas. Sus detractores aseguran que las obras de su administración han sido de relumbrón y que han dejado a la entidad endeudada por 25 años, hipotecando el futuro de los poblanos, quienes solo desean que se marche. Su legado son sus actitudes prepotentes, constantes abusos de poder como la implementación de Ley Bala que impulsó y después tuvo que echar atrás. Vale la pena recordar que el 9 de julio del 2014, José Alberto Tehuatlie Tamayo, de 13 años, resultó herido de gravedad tras ser impactado por una bala de goma durante el enfrentamiento entre policías y pobladores de San Bernardino Chalchihuapan; murió días después. Queda claro que para el gobernador todos son ineptos o burócratas, su único objetivo es aparecer en las boletas del 2018.

A lo largo de estos años se han ido desvaneciendo todas las expectativas que existían sobre Moreno Valle. Fue lamentable que no iniciara un proceso de transformación democrática, tal como lo había ofrecido en su campaña. Al contrario, la opacidad y el control de información han prevalecido durante su sexenio. Los periodistas locales han manifestado su desacuerdo por la persecución y censura de las que han sido objeto. A los medios que no se han disciplinado se les retiró cualquier apoyo oficial.

En teoría, el PRI debería recuperar Puebla; ese partido político logró sacar como candidata de unidad a Blanca Alcalá. Ella fungió como alcaldesa de la capital durante el gobierno de Mario Marín Torres (2005-2011). Cuando fue presidenta municipal de la capital del estado, Blanca Alcalá prometió más de lo que podía realizar.

Además, la senadora de la Republica con licencia no termina de arrancar su campaña. Cada vez son más los rumores que desde Los Pinos la mandaron a perder, porque quieren que Moreno Valle sea el candidato presidencial del PAN, para poderlo destruir con facilidad.

En este contexto, quien parece con mayor posibilidad de ganar el próximo 5 de junio es José Antonio Gali Fayad. Fue presidente municipal de la capital poblana (2014-2016) y se le recuerda como un edil que apoya a quien lo respalda. Muchos militantes del tricolor lo ven con buenos ojos. En su contra, pesa el hecho de que es un hombre cercano a Moreno Valle. El gobernador ha impulsado alianzas electorales con diversos partidos a fin de garantizar que él llegue a la gubernatura. Incluso, en su delirante megalomanía, el mandatario pretende imponer su voluntad más allá de su propio partido político. El ‘morenovallismo’ logró que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechara la convocatoria que emitió el grupo del senador Miguel Barbosa para elegir candidato a gobernador del PRD. Las consecuencias no se hicieron esperar, la división se profundizó entre los perredistas, eligieron como su abanderada a Roxana Luna que ha sido impugnada por los demás aspirantes. El Sol Azteca difícilmente obtendrá una buena votación.

Quien podría echar abajo los planes del gobernador es Ricardo Jiménez, él pretende competir como candidato independiente. Cuenta con el apoyo de panistas, priístas, comunistas y ciudadanos sin afiliación política.  Sin embargo, el Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE), denunció que Jiménez no presentó los requisitos para acreditar su registro ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE).

Otra aspirante a la mini gobernatura es Ana Teresa Aranda Orozco, ella entregó 157 mil firmas de apoyo para ser candidata, acusó al mandatario local de preparar una “chicanada” para que el Instituto Electoral del Estado (IEE) le impida participar.

Sin duda, el proceso electoral que se realizará en Puebla será reñido, los candidatos deberán estar atentos a las necesidades de la gente y evitar hacer promesas que nunca van a cumplir. Mejor, que se preocupen por escuchar a los votantes; un gobierno cercano a la gente es lo que necesitan los poblanos.