Imprimir

BARBARISMO: Ángel Pujalte Piñeiro*

Escrito por Ángel Pujalte Piñeiro* el . Publicado en Nuestros Columnistas

*Espanta la regresión

Después de alcanzar un nivel de vergüenza en la obra pública a mediados del siglo pasado, espanta la regresión que documenta el manual de mantenimiento de la Línea Dorara.

Su nivel de barbarismo o disparate, es demasiado. Ese dichoso “manual de mantenimiento” en realidad documenta el tamaño del absurdo que se quiere que la sociedad se trague. Su incoherencia se revela al contrastarlo con cualquier manual de mantenimiento, de cualquier sistema ferroviario del mundo.

Ninguno, ya sea: ingles, gringo, europeo, japonés, chino, hindú o de cualquier país, requiere que se le tenga que “dar mantenimiento” desde antes de ponerlo a operar. Y que el mantenimiento consista en reponer diariamente toda una serie de piezas y partes que se rompen por el simple paso del tren o del sol.

La verdadera naturaleza y contenido de ese torcido documento que en forma mañosa llaman “manual de mantenimiento”, su deshonestidad y falsedad, lo exhibe Gerardo Ferrando Bravo al recordarle al consorcio que los defectos cuyos remiendos no estén incluidos en ese “manual”, podrían ser considerados vicios ocultos.

Exponiendo que ellos son “profesionales” que no ocupan el cerebro para pensar como hacer, ya no digan mejor, ni siquiera bien las cosas, sino como encubrir y sacarles provecho a sus deficiencias y errores. Son “capaces” para cobrar por hacer cochinadas y hacerse de una renta por encubrirlas.

Lo que aquí y en China más allá de inmoralidad, evidencia una forma de barbarie, de primitivismo, de rusticidad. Una estructura mental muy virginal, muy burda, muy rupestre, ya que es muy sencillo comparar ese “manual de mantenimiento” con uno verdadero de cualquier sistema ferroviario del mundo, para que revele su verdadera realidad y carácter.

Que en vez de “manual de mantenimiento” es el catálogo de fallas, defectos y deficiencias que aparecieron antes de entregar la obra y no pudieron esconder, por lo que los parches y remiendos necesarios para que medio funcione y mal la línea, con toda hipocresía y mala fe la presentan, como gastos y trabajos normales en la operación del sistema ferroviario.

Ya por allí apareció un “experto” que afirma que la vida útil de una rueda de acero son 150,000 kilómetros. Lo que puede parecer mucho a pesar que está apenas por encima de los 100,000 kilómetros que debe durar una llanta de hule. Yo tenía la idea que el orden de magnitud de la duración de las ruedas de acero de ferrocarril anda por los millones de kilómetros.

Agrava la irracionalidad e inmoralidad que ese catálogo de fallas, defectos y deficiencias son apenas las fallas o vicios que no se pueden considerar ocultos, por inocultables. Lo que apunta a la calidad moral y del trabajo del consorcio, pero también que todavía falta que aparezcan los defectos o vicios que permanecen ocultos porque si los pudieron esconder o porque no han aparecido y lo van a hacer más adelante.

Todos los desperfectos que no aparecieron a tiempo para que los “purificaran” incluyendo sus parches y remiendos como “trabajos necesarios y normales” en el “manual de mantenimiento”, como recordó Gerardo Ferrando Bravo en ese documento tonto. Porque los trabajos innecesarios en una línea férrea bien hecha, su aparición en ésta documentan la ineptitud e incompetencia, nivel mental y mala fe.

Sobre esa famélica base los ineptos e incompetentes tratan de voltear la tortilla. Los problemas no los causa la improvisación y mala calidad de los trabajos, sino el no haber permitido y pagado que se le diera el “mantenimiento” que necesita la recién inaugurada línea férrea. Trabajos que no son normales ni necesarios sino hasta después de años de operación, de millones de pasajeros y kilómetros recorridos, que causen un desgaste normal en una operación correcta, sino de reponer lo roto y carcomido por el mal funcionamiento del sistema.

(TEXTOS RELACIONADOS CON EL TEMA LOS PUDE CONSULTAR EN la incompetente Ley de Profesiones del senador Miguel Romo Medina que pretende entregar la profesión a los mismos mafiosos de la Línea 12

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/1519-inviable-iniciativa-de-ley-de-profesiones-que-pone-la-iglesia-en-manos-de-lutero

De los diferentes aspectos de la corrupción en la Línea Dorada

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/2568-republica-bananera-angel-pujalte-pineiro

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/2271-la-infracultura-angel-pujalte-pineiro

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/politica/1490-a-flote-las-porquerias-de-obra-publica-que-permiten-funcionarios-corruptos-que-solo-buscan-tajadas

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/1787-se-desmoronan-teatritos-que-desnudan-delirante-perversion-politica-administrativa-y-profesional

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/politica/1855-a-flote-la-perversidad-que-se-anida-entre-negociantes-enquistados-en-la-administracion-publica

http://www.grillaenelpoder.com.mx/news/index.php/columnas/columnistas/1928-alguien-oculta-informacion-que-puede-clasificar-como-criminal-la-construccion-de-la-linea-12-del-metro)

*Autor de: La infracultura en la construcción, La anomia, Disección de la Ley de Obras Publicas y Servicios Relacionados con las Mismas, ¿A dónde Vamos, México? ¡Fe de Erratas del Desarrollo Nacional! y en proceso de publicación: El descalabro de la razón, La hermana perversa de la Ingeniería Civil y Recensión metafísica.