Antes de dar el “tarjetazo” en este buen fin, analiza tu capacidad de pago

Escrito por Redacción el . Publicado en Economía y Finanzas

A partir de mañana se llevará a cabo la Quinta Edición del Buen Fin 2015,la cual ofrecerá diversas promociones como son: Meses  sin intereses en tiendas participantes, Puntos extras o dobles en tus Tarjetas de Crédito, Bonificación de mensualidades o porcentaje de la compra, Sorteo de un millón de puntos, Reembolso de hasta 10 mil pesos del sorteo “El Buen Fin” del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Cabe destacar que en 2014, la Asociación Nacional de Tiendas Departamentales y de Autoservicio (ANTAD) reportó ventas por 70 mil 700 millones de pesos, de las cuáles 44.4% se pagaron en efectivo, 25.3% con tarjeta de crédito, 20.1% con tarjeta de débito y 10.2% con tarjeta de crédito departamental.

En esta edición, se esperan ventas por arriba de los 207 mil millones de pesos. El tipo de mercancía que se adquiere es el 65% enseres domésticos, aparatos eléctricos y electrónicos; 19.1% productos de supermercado; y el 15.9% en ropa y calzado[1].

Se estima que el 35% y el 40% de las compras que se realicen con tarjeta de Crédito serán a Meses sin Intereses.

Sin embargo, del total de usuarios de tarjetas de crédito (16.1 millones), el 56% (9 millones) son No Totaleros, es decir paga el mínimo o parte del saldo y le cobran intereses; mientas que 44% (7.1 millones) liquida el saldo total de su compra, por lo que no paga intereses.

¿Cómo me conviene pagar?

Si deseas adquirir una pantalla de 42” que tiene un costo de $10,498 y decides adquirirla con tu tarjeta de crédito a 12 meses sin intereses, es importante que consideres que si eres una persona totalera y liquidas cada fecha de pago el total de tu deuda para no generar intereses, esta sería una buena opción para ti.

Sin embargo, si no eres totalero y sólo pagas el mínimo de tu tarjeta cada mes, tardarías aproximadamente 15 años en saldar tu deuda y desembolsarías $44,661 más que el costo real del producto.

Ahora bien, algunos establecimientos aplican descuentos directos por pagar de contado, en el ejemplo citado, si el descuento es del 30% estarías ahorrando $3,149, lo cual es muy conveniente para tu bolsillo.

La CONDUSEF te ofrece las siguientes recomendaciones.

·       Elaborar un presupuesto con la familia para definir claramente qué es lo que realmente necesitan adquirir.

·       Recuerda que al canalizar una parte de tu aguinaldo al ahorro, te permite contar con recursos para enfrentar un imprevisto o comprar algo necesario el próximo año.

·       Conocer la capacidad de pago, para no incumplir con los pagos mensuales de la deuda que se adquiere. No es recomendable comprometer más del 30% del ingreso.

·       Verifica precios, para saber si el artículo elegido realmente está rebajado o no.

·       En compras a meses sin intereses se debe procurar adquirir bienes duraderos cuyos beneficios o vida útil se prolonguen más allá del plazo de la deuda y cuidar de no exceder la capacidad de pago por utilizar esta opción.

·       Aprovechar las promociones u ofertas, más que los meses sin intereses. Pagar de contado o débito tiene sus ventajas: no comprometes tus ingresos futuros y algunos establecimientos ofrecen descuentos por este tipo de pago.

·       Recuerda que en Meses sin Interés, si no se paga a tiempo la mensualidad, ésta se convertirá en una deuda común, la cual  generará intereses.

·       No poner en riesgo las finanzas por adquirir deudas, cuando aún se están pagando artículos del pasado “Buen Fin”: muchos pagos "chiquitos" hacen uno grande.

·       Los "No totaleros", deben tener presente que las promociones a meses sin intereses son adicionales al pago mínimo que tienen que realizar mensualmente. Por ello, deben evitar sobre endeudarse y cubrir más del mínimo.

·       Es importante verificar que se haga válida la promoción al momento de firmar el voucher, que el importe sea correcto y refleje la promoción elegida.

·       Guardar los vouchers para cualquier aclaración y revisar el estado de cuenta en diciembre para verificar que todas las compras estén registradas correctamente; en caso de  movimientos no reconocidos, acudir  a CONDUSEF.

·       Al pagar con tarjeta de débito o crédito, solicitar que se haga la operación en la Terminal Punto de Venta (TPV) estando presentes, así se evitará que puedan clonar el plástico o hacer cargos indebidos.

·       Si el comercio desliza por segunda vez tu tarjeta por la terminal, solicita el comprobante a fin de verificar el motivo del rechazo.

·       Realiza tus compras seguras por internet, verificando que el sitio cuenta con el protocolo de seguridad https:// y un candado cerrado en la barra de direcciones.

·       Si realizas compras en línea, verifica su dirección y teléfonos, así como sus políticas de pago, envíos, reclamación y de privacidad de la información.

Derivado del incremento en las reclamaciones referentes a un posible robo de identidad, la Condusef hizo un exhorto a los comercios del país, para que soliciten una identificación oficial que acredite a la persona al momento de pagar con su tarjeta de crédito o débito.