Concluye XXV Olimpiada Nacional de Química con 16 preseleccionados internacionales

Escrito por Redacción el . Publicado en Cultura

La XXV Olimpiada Nacional de Química (ONQ), que se llevó a cabo del 28 de febrero al 4 de marzo en Guanajuato, Guanajuato, concluyó con la preselección de 16 estudiantes de 8 estados de la República, quienes tendrán la oportunidad de competir en próximas competencias internacionales, pero además, en el marco del aniversario de este certamen, cuatro de ellos podrán participar en el Club de Ciencia, que se realizará en Ensenada, Baja California.

Sobre esta última actividad, Antonia Dosal Gómez, coordinadora nacional de la ONQ, comentó que “este año se agregó el Club de Ciencia, organizado por los exolímpicos Natalia González Pech y Alan Aspuru Guzik, para que cuatro estudiantes seleccionados acudan a tierras bajacalifornianas  y convivan con profesores de Colombia y Estados Unidos”.

Explicó que debido a que la Olimpiada Internacional de Química estaba prevista en Paquistán, el comité organizador nacional decidió no participar al no haber las condiciones de seguridad necesarias para los competidores, de ahí que se propusiera una actividad alterna, pero finalmente hubo un cambio de sede a la República de Georgia y efectuarán las dos actividades.

Las medallas de la XXV Olimpiada Nacional de Química, que coordina la Academia Mexicana de Ciencias, se distribuyeron de la siguiente manera: Nivel A (química orgánica) 8 de oro, 11 de plata, 15 de bronce. El Nivel B (química inorgánica) repartió 13 preseas de oro, 18 de plata y 24 de bronce.

La preselección quedó conformada por 16 estudiantes: Michoacán (4),  Miguel Bribiesca Argomedo, Josué González Martínez, Alejandro Ponce Alonso y Trinidad Rico Vázquez; Sonora (3), Jesús Aguirre Escalante, Jesús Contreras Ayala y Brayan Ramírez Camacho;  Sinaloa (2), Carlos Quezada Espinoza y Gladys Vega Sauceda; Querétaro (2), Luis Casas Lázaro y Maximino Martínez Torres; Veracruz (2), Belén Escobar Martínez y Carina Trinidad Torres; Morelos (1), Laura Castro Gómez; Hidalgo (1), Pedro Flores Ortiz; y Estado de México (1), Víctor Hernández Lima.

Una historia que comenzó en 1991

Luego de organizar por 25 años de manera ininterrumpida la ONQ,  Dosal Gómez recordó el inicio y evolución del concurso nacional y la retroalimentación que recibieron de los estudiantes para prepararse y asistir posteriormente a las competencias internacionales,  una fase “donde no solo basta con saber de química, sino que también tener interés por participar, que los alumnos tengan la capacidad de comprensión y paciencia para resolver un examen de cinco horas. Fue así que creamos para nuestro concurso el examen internacional, en el que incluimos temas que se ven en licenciatura incluso posgrado, porque eso es lo que les pregunta en la olimpiada internacional”.

Agregó que otra de las preocupaciones de los organizadores es encontrar jóvenes que les guste la química y estén conscientes de que tiene que existir un equilibrio en todas las actividades que desempeñan en su vida diaria: “No queremos gente loca por la química, por eso nos preocupamos por entrenarlos los 15 días que sugieren las competencias internacionales, pero en otros países extienden este periodo, y aunque las medallas son importantes,  lo es más el desarrollo integral de los participantes”, expuso.

En este sentido, Martha  Gallada Ortega, directora del Colegio del Nivel Medio Superior de la Universidad de Guanajuato, reconoció que la ONQ es un gran proyecto que inició por una idea pequeña pero con personas extraordinarias. "Ustedes son una gran familia que ha luchado y se enfrentó a grandes retos; sufrieron desilusiones y van a tener tropiezos y obstáculos, pero lo importante es seguir adelante, por eso están aquí después de 25 años".

Subrayó que el objetivo de este concurso se ha cumplido muy bien. Prueba de ello es que entre profesores, alumnos y delegados hay varias generaciones que han probado que actividades de este tipo cumplen con entusiasmar a los jóvenes con la ciencia y la investigación. “Hoy, en este presídium, está presente un alumno mío, Leonardo Álvarez, y también un profesor mío, Víctor Mejía; es decir, esto es una cadena y una red que va creciendo poco a poco, ahí está el beneficio”.

Llegar a los 25 años es un sueño hecho realidad. “Al igual que un matrimonio, no todo fue miel sobre hojuelas y aunque hemos tenido diferencias, estas se han superado para seguir trabajando con cada uno de los delegados estatales, a los que nunca tendremos palabras suficientes para agradecerles su labor; son ellos y ellas las 32 columnas donde descansa la organización de este certamen, sin ustedes no podríamos lograr esto", destacó Mauricio Castro, coordinador nacional de la ONQ.

Reconoció que muchas veces “metió la pata” y que en algunas ocasiones trató de imponer alguna idea; “esto sucede en 25 años en una labor como esta, pero hasta ahora hemos mantenido el interés de seguir adelante. Por ello también es importante reconocer el apoyo de la Academia Mexicana de Ciencias y de la enorme maquinaria detrás del proceso".

Por su parte, Martín Picón Núñez, director de la Dirección de Ciencias Naturales y Exactas de la UG campus Guanajuato, reconoció el esfuerzo del comité nacional de la ONQ, "porque quien es líder es capaz de transmitir la visión y objetivo de un proyecto como este, lo que se nota al ver cómo se han sumado a esta visión todos los que participan.

"Sin duda, actividades como estas dejan una gran huella en cada uno de ustedes, los hace mejores estudiantes, personas y ciudadanos. Al final, el beneficio de participar no solo es para ustedes, sus maestros, instituciones o sus estados, es un beneficio que pasa a toda la sociedad".

El compromiso de los delegados

Víctor Manuel Mejía Cobos, delegado por Guanajuato,  externó que la ONQ ha sido un sueño, una meta y un propósito constante en 25 años, en los que ha tenido igual número de generaciones participando. “Los resultados de la formación de un ser humano se ven a 20 años, y eso es lo que hemos podido corroborar en esta Olimpiada al estar presente un grupo de exolímpicos; estamos aprovechando la experiencia de los que ganaron hace algunos años y hemos podido ver que todos son triunfadores, porque incluso los que no han obtenido medalla en las olimpiadas han seguido carreras científicas”.

En este 2016, la Olimpiada Nacional de Química contó con la participación de 189 estudiantes de nivel bachillerato de todo el país. Los preseleccionados recibirán entrenamiento, mismo que permitirá posteriormente a los coordinadores seleccionar a los estudiantes que integrarán los equipos que participarán en la 48 Olimpiada Internacional de Química a realizarse en la República de Georgia en julio próximo, y en la XXI Olimpiada Iberoamericana de Química en Bogotá, Colombia, en septiembre de este año.