Calenturas políticas frenan la construcción de hospitales en México, denuncia legislador

Escrito por Redacción el . Publicado en Politica

A pesar de las apremiantes necesidades que tiene el país para atender la creciente demanda de atención médica, el sector salud federal y estatal programa construcción de hospitales con millonarias cantidades, pero la “calentura política” desvía el dinero y en la mayoría de los casos solo se pone la primera piedra para iniciar la obra.

Así lo denunció el senador José María Martínez, al intentar lograr el apoyo de los demás legisladores para aprobaruna reforma a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) que permita crear la figura de “inversión plurianual” y hacer obligatorios los recursos públicos para la construcción de hospitales, escuelas o carreteras y con ello lograr que nunca más queden las obras públicas inconclusas, como ha sucedido en los últimos años en nuestro país.

En su exposición de motivos, el legislador enumera varios casos en los que se inició la construcción de hospitales hace varios años y a la fecha no se han concluido. El primero que mencionó es el de su natal Jalisco, donde actualmente hay un proyecto hospitalario en el que se colocó la primera piedra en el año del 2014, pero hasta la fecha ni siquiera una segunda piedra se ha colocado.

Se trata del malogrado “Hospital Multicultural Comunitario”, proyectado para construirse en el municipio de Tuxpan de Bolaños, y que estaba programado para atender a población de Jalisco, Nayarit, Zacatecas y Durango, pero que según la Secretaría de Salud de Jalisco, el presupuesto que se tiene será destinado para la ampliación de otro centro hospitalario.

Asimismo, el senador Martínez Martínez mencionó otros casos de obras inconclusas en el país, como el Hospital de Salud Mental de Orizaba, Veracruz; el Hospital Miguel Hidalgo y Costilla, en Aguascalientes y varias decenas de obras inconclusas en el estado de Oaxaca.

En su iniciativa de adición, el senador expresa que lo que se busca es garantizar en la ley que toda inversión en infraestructura deba contar con la “factibilidad económica” para su total desarrollo; además, establece los requisitos y obligaciones que deberán cumplir los gobiernos estatales y municipales cuando soliciten recursos plurianuales a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Con ello se evitará el derroche de recursos y al mismo tiempo la terminación puntual de la infraestructura hospitalaria, educativa y carretera del país.

Insistió en que se trata de una adición a la LFPRH para garantizar los recursos económicos de manera “plurianual” para proyectos de infraestructura social, pues así se evitaría en el futuro la construcción de “elefantes blancos” y el “despilfarro de recursos públicos” por la falta de una planeación adecuada. Con esta reforma, dijo, “podemos hablar ya de una ley antiderroche”.