Carece México de un sistema de educación superior universitaria

Escrito por Redacción el . Publicado en Politica

El Senado de la República, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Secretaría de Educación Pública (SEP) firmaron la carta de Intención para dar inicio a la redacción para una propuesta legislativa en materia de educación superior.

El acuerdo precisa que como resultado de las mesas de trabajo sobre “La Legislación Mexicana de Educación Superior”, se consideró necesario revisar el marco legal vigente, de lo que deriva este acuerdo.

Se resalta que a través de la firma de esta carta, se expresa la voluntad de las partes para colaborar en el análisis, discusión y redacción de una propuesta legislativa en materia de educación superior y lo suscriben: por la Comisión de Educación del Senado, su presidente, el senador Juan Carlos Romero Hicks; Jaime Valls Esponda, secretario general Ejecutivo de la ANUIES; y por la SEP, Salvador Jara Guerrero, subsecretario de Educación Superior.

El senador Romero Hicks subrayó que se requiere caminar hacia una nueva legislación, que dé certeza jurídica, que garantice libertad académica y autonomía en cada casa de estudios, que permita la flexibilidad curricular y la búsqueda de excelencia de rigor académico, que dé responsabilidad social y claridad en el tema de financiamiento y que la evaluación, la acreditación y certificación tengan mecanismos de transparencia y sobre todo de diálogo.

Hizo énfasis en que la normatividad universitaria actual está rebasada, es contradictoria, dispersa, rígida y anacrónica; se carece de un sistema de educación superior universitaria, por lo que resulta importante construirla.

También, dijo, no contamos con un sistema de evaluación universitaria, aunque existen esfuerzos significativos y valiosos, pero se carece de este sistema; como tampoco, agregó, no se tienen normas en materia de financiamiento y también no existe, añadió, la posibilidad para que cada casa de estudios tenga un principio libertad académica y de autonomía.

El senador Raúl Morón Orozco, secretario de la Comisión de Educación, aseveró que en este asunto, se debe de entrar a fondo a la discusión, acerca de lo que estamos enseñando en las instituciones de educación en todos los niveles.

Para este país, indicó, es indispensable que el sistema de educación tenga un mapa curricular, que no específicamente vea los temas de carácter nacional, sino tener una visión más global e internacional del conocimiento de lo que se tiene que enseñar.

Esto obliga, señaló, a rediseñar el modelo educativo nacional y tiene que ver con los programas educativos o currícula educativa, los libros de texto, los métodos de enseñanza y los retos que la educación tiene.

Jaime Valls Esponda, sostuvo que la legislación vigente en esta materia ya no responde a la dinámica de los tiempos actuales ni a las nuevas condiciones socioeconómicas; particularmente en materia de financiamiento se considera vital la existencia de disposiciones que garanticen que las instituciones cumplan con la función social con lo que han estado históricamente comprometidas.

Las políticas públicas deberán estar sustentadas en la participación de autoridades, académicos y la sociedad, por tanto, se requiere de una nueva legislación acorde a las necesidades del sistema de educación superior. Debemos contribuir a que la educación superior se abra a nuevas posibilidades de desarrollo y finque pilares más sólidos a favor de un mejor país, añadió.

Jara Guerrero recalcó que a veces la ley puede ayudar mucho, pero también puede obstaculizar mucho una tarea, por lo que se debe plantear qué tipo de egresado se quiere de cada uno de los sistemas de educación superior.

Sostuvo que se necesitan formar diferentes tipos de perfiles, debido a que así lo requiere el país y también se requiere tener la facilidad de cambiar y ser flexible, porque el mundo cambia rápido y, hoy en día, tenemos una sola legislación que cuesta trabajo modificar.

Tenemos que adaptarnos a los tiempos y cambiarla, probablemente algo sencillo y general, y que toda la normativa secundaria o la reglamentación sea algo que se pueda cambiar y revisarse de forma obligatoria, tal vez cada tres o cuatro años.

En este encuentro participaron Etelvina Sandoval, de la Universidad Pedagógica Nacional; Jesús Valenzuela García, rector de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro; Francisco Valdés Ugalde, director General de FLACSO, México; Manuel Quintero, director General del Tecnológico Nacional de México; Silvia Elena Giorguli Saucedo, presidenta del Colegio de México; José Mustre de León, director del Cinestav; Mario Chávez Campos, director general de Educación Superior para Profesionales de la Educación y Pascual Ramos García, director de Planeación de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.